Testimonios de Voluntarios

Isabella Von Hayden

Add some more info about this item...

Antes de viajar estaba con mucho miedo de ir sola, pero mi experiencia en la Casa Hogar fue una de las mejores cosas que vivi en mi vida y la unica cosa que yo cambiaria seria passar más tiempo alla. Nunca he sentido tanto amor y cuando no estaba en la casa echava de menos las ninas que eron tan especiales y llenas de vida. 

Seth Jaffe

USA Nov-2019

Vivi en Peru hace cuatro y medio meses trabajando como voluntario con tres organizaciones differentes y mi experiencia en el canon de Cotahuasi con Volunteers Peru era mi favorito.  Por un mes y medio, vivi en el pueblo pequeno de Tomepampa y experience algo basicamente differente que mi vida en los Estados Unidos.  Los locales eran my amables y me invitaron para discutir la politica peruana, la conservacion de la naturaleza, el futbol, la religion, y muchos otros topicos.  Trabaje como assistante para dos professors de computacion en una escuela secondaria: David y Erik.  Ensene a los estudiantes como crear y editar videos, hacer y dar presentaciones de PowerPoint, preparar y entrevistar, y guarder y organizar carpetas.  Sin embargo, creo que hice un mejor impacto afuera de la clase.  Contrui relaciones con muchos estudiantes y les alente pensar de un futuro donde asistieron a la Universidad.  Describi como differente la vida es en los estados unidos y discutimos las differencias culturales entre nuestros paises.  Algunas de mis memorias favoritas eran cuando algunos estudiantes caminaron conmigo en sus pueblos, jugando al vole durante recreo, sacando fotos con estudiantes para sus videos en Tomepampa, sacando fotos durante un partido del futbol contra la escuela de Pampamarca, y visitando las aguas calientes de Luicho con tres estudiantes.  Sali del canon mas que un mes antes, pero ya recibo mensajes por Facebook cada dia de los estudiantes.  Me piden que estoy hacienda y me dicen como estan pasando su descanso de las clases.

Mi experiencia era mas que solamente ser professor.  A mi me encanta pasear y aproveche de cada momento possible para caminar y explorar el paisaje del canon.  La mayoria de las mananas, me desperte a las 5 para caminar antes de la escuela y camine despues de las clases hasta el atardecer.  Cada fin de semana, camine hasta 30 kilometros y la belleza natural del canon siempre me sorprendo.  Camine solo pero conoci a muchos locales y siempre estaban felices de hablar conmigo, ofrecerme la chicha, o permitirme ayduarles con lo que estaban haciendo (sacar leche de la vaca, sembrar papas, etc.).  Opino que el canon de Cotahuasi tal vez sea el lugar mas bonito del mundo porque es el lugar mas impressionante que he visitado.

Por ultimo, quiero decir que Volunteers Peru es una buena organizacion.  Trabaje con dos otras chardidades durante mi tiempo en Peru y Volunteers Peru hizo un mejor impacto y era mas professional y organizado.  Volunteers Peru me dio mucha informacion en los meses antes de que haya llegado a Peru y estaba seguro que hacia un impacto y me divertia.  Mientras estaba en el canon, yo era parte de el abierto de una nueva escuela primaria y una celebracion de la navedad en una otra escuela fundado y organizado por Volunteers Peru.  Tambien, visite la Casa Hogar en Arequipa y estaba muy contento de ver su trabajo.  Recomiendo fuertamente que trabajen con o donen a Volunteers Peru si tienen cualquier interes porque Volunteers Peru esta ayudando a gente y cambiando vidas.

Marie Johnston

USA 2019

One of my favorite experiences at Casa Hogar was when one of the girls found a rock in the side pocket
of my backpack. She marveled at it and told me that she loved it, so I told her she could keep it.
Immediately she took it and ran off, leaving me giggling at her enthusiasm. I was surprised though when
she came back to me with a handful of rocks that she had gathered from the playground. She told me to
keep them and remember our cool rock bond forever. Again, I laughed. This wasn’t the only time I felt
so warmed and welcomed by the girls at Casa Hogar though, this feeling was normal for my time in
Arequipa. Starting with the warm welcome I received from the women working with Volunteers Peru,
who made time for us to get to know each other and introduce me to the city, become friends; to being
included in the dance practices held at Casa Hogar for Mother’s Day, then invited to the event their
school held for the occasion. They called me hermana, or sister, and their actions said the same. They
opened up to me and were interested in what I had to say when I opened up in response. It’s interesting
because at times, it was so obvious to me how different our ways of relating to others and the world
are, yet the way we related to each other felt like we were a family of sorts. I tried not to have
expectations going into this trip. Even so, it was an experience that helped me grow and it was
invaluable in expanding the way I see life. I gave but received tenfold. I would love to do it all again, as I
miss the people I met in Arequipa and am still curious to what more of the world we could share.

Catherine Ballbe

USA-2019

In September I flew to Arequipa with no idea what to expect. I was greeted by Miriam and she showed me around the city, took me to lunch and my first day at Torre Fuerte. The girls in Torre Fuerte were welcoming and loving immediately. As soon as I arrived I felt comfortable around them. My favorite part about working with the girls was learning all their different personalities. Some girls were very talkative and expressive while other girls were shy and took some time warming up. Each girl in Torre Fuerte was loving and excited for the volunteers. Everyday we played games, crafts, reading, computer help and even some tutoring. My last days in Torre Fuerte were very difficult because I felt so close to the girls. They were so positive when saying their goodbyes and wishing me support. Even two months later I still think of everyone in Torre Fuerte and when I can return.

Volunteering at Casa Hogar is an amazing experience and I highly recommend it to anyone who wants to practice their Spanish and make lifelong friends. 

Sofia Steeg

Francia 2019

"Hola, me llamo Sofia Steeg. Fui voluntaria en Volunteers Peru. Me quedé un mes en Casa Hogar en Arequipa. Me encantó la experiencia, me encantaron las niñas. Fui en la óptica de ayudar a chicas que tenían muchas necesidades, que sean emocionales, psicológicas o simplemente amor y atención y cuando me fui, lo que sentí es que eran ellas que me habían dado todo eso. Me encanto el hecho que tuve que hablarles, enseñarles, educarlas por medios y maneras diferentes porque cada una de ellas son muy distintas. Unas chicas eran más rebeldes, otras mas cariñosas, unas eran más tranquilas, y uno aprende de cada una de ellas. También ayudarles en sus tareas o simplemente enseñarles cosas de la vida diaria me dió mucha alegría porque veía que les daba amor, y que ellas lo recibían, y solo eso, me aportó mucho."

Alba Azevedo

Brasil (2018)

Casi todo el mundo, al hacer algún trabajo voluntario en beneficio de otras personas, afirma, al final, que la experiencia ha causado más beneficios a sí mismo, que aunque pudo haber hecho mucha diferencia en la vida de alguien, esa experiencia ha cambiado mucho más la esencia de su propio ser. Sin querer ser cliché, ratifico esa opinión y resalto que es muy lindo hacer la diferencia en la vida de alguien, aunque sea por apenas unos instantes. Hablar de mi experiencia con el voluntariado en Perú es hablar de amor, un amor que ni siquiera sabía que existía en tanta cantidad dentro de mí. Y dentro de tantas personas. Cuando elegí mi destino y el proyecto del que formaría parte, tomé esas decisiones com base en el amor, en el sentimiento de pertenencia que siento en relación a América Latina, en el deseo de trabajar con niñas, y en mis experiencias con Feminismos. Pero a pesar de que este viaje fuera también la realización de un sueño, yo estaba muy preocupada. Primero, porque viajaba sola. Segundo, porque no sabía bien lo que me esperaba. ¿Y si las chicas no me gustasen? ¿Y si no pudiera entenderlas? ¿Y si no consiguiera ayudarlas? Todas esas dudas se disiparon en el momento en que alguien abrió para mí el portón de la Torre Fuerte y aquellas pequeñas corrieron para recibirme. Tuve que contener la emoción y en aquel momento me di cuenta de la grandeza de los días que viviria allí por tres semanas y deseé que fuera más. Las chicas no sólo parecían gustar de mí, parecían gratas y felices con mi presencia; yo tampoco sabía que ayudarlas era simplemente estar allí con ellas, no necesitaban mucho; y percibí también que la lengua nunca sería una barrera, al final la gente siempre se entiende, porque tiene cosas que son dichas, vividas y sentidas más allá de las palabras.
Pero no fue sólo de niñas que se hizo mi experiencia. Unirme a un equipo hermoso de personas que sólo quieren el bien unas de las otras fue unas de las partes más gratificantes. Una vez más, la lengua ya no era una barrera. Hablamos Portugués, Inglés, Español, Francés ... a veces todos juntos en la misma frase, y comprendemos todo. Estoy segura de que he hecho amigos para toda la vida, aunque no nos encontremos físicamente otra vez. Es increíble como podemos encontrar personas con quienes tenemos tanta afinidad, incluso perteneciendo a realidades tan diferentes. No importa nuestra edad, nuestro país, nuestra profesión, nuestras motivaciones. Vivimos a kilómetros y kilómetros de distancia, separadas por estados, por  continentes o incluso por océanos, pero creo que los que tienen el corazón parecido, se encuentran en cualquier lugar del mundo.
Gracias Fuerte Fuerte, gracias Exchange del Bien, gracias Volunteers Perú, gracias voluntarias del mundo. Ustedes forman parte de quien soy y siempre estarán aquí en mi corazón.

Smeeta

EEUU/India (2018)

Estuve 2 semanas en servicio voluntario en Casa Hogar, y lo disfrute mucho. Las ninas eran muy dulces y carinosas, y muy interesadas en todas las actividades que las voluntarias llevaban a la casa, incluso en la tarea (a veces :D). La coordinadora de las voluntarias (Miryam) y las otras voluntarias tambien fueron muy atentas con las ninas, y era muy obvio que todos los adultos involucrados con las ninas las querian mucho. El ambiente siempre fue muy positivo, y cuando saliamos todos los dias, nos sentiamos cansadas pero muy bien y felices. 

Priya Loomba

Reino Unido/Peru (2017)

Trabajar con voluntarios Perú en el Venture Peru Exchange 2016/17 fue una de las mejores experiencias de mi vida. Trabajar con VP para permitir a los jóvenes en el Reino Unido y Perú sumergirse en una forma de vida completamente diferente fue profundamente conmovedor al ver la riqueza en conexiones que se crearon a través de este proyecto. Se quedará conmigo para siempre.

Emily

Reino Unido (2018)

No puedo recomendar venir a ser voluntario en casa hogar lo suficientemente: conocer a las chicas, jugar juegos tontos, trabajar algunas tareas de ciencia, leer cuentos, hacer pulseras, tratar de ayudar con los problemas de matemáticas, correr por el jardín, colorear, hacer rompecabezas, ayudar a las más pequeñas en las barras paralelas... Cada día era diferente y enormemente gratificante, y  me gustaría poder volver.

Tilly

Reino Unido (2018)

Mis palabras no pueden hacer justicia para describir lo que una experiencia increíble que he tenido en casa hogar estas últimas semanas. Las chicas son muy acogedoras, cariñosas y generosas y realmente he disfrutado de mis días con ellas. Teniendo en cuenta sus antecedentes las niñas están llenas de tanta felicidad y alegría y es especial poder ser parte de eso. Las tardes se pasaron, ya sea la lectura, haciendo la tarea, jugando, dibujo, siempre con mucha risa y amor. Realmente voy a extrañar a todos en casa hogar, es un maravilloso
lugar y estoy muy agradecido de haber sido capaz de ser parte de este proyecto.

Leni

Brasil (2018)

Yo siempre digo que el mejor viaje de mi vida es  "el próximo ", porque siempre es la expectativa de un nuevo viaje con muchas sorpresas y cosas buenas. Pero voy a tener que hacer una excepción. Uno de los mejores (creo que lo mejor) de mi vida, lejos de todo lujo posible fue este que hice para Perú. No sabía cómo iba a interactuar con las chicas, si podía añadir algo bueno en sus vidas. Yo estaba lista para  "dar amor " y puedo garantizar que gané mucho amor! Si hice algo por las chicas, hicieron mucho más por mí. Cuando salí de Perú, lloré mucho. Y echo mucho de menos a las chicas. Hoy, veo las fotos, los videos y dibujos que me hicieron, y sigo llorando. Hablar, ver, mirar, escuchar..... es fácil.  Pero el sentimiento es diferente. Gratitud al universo por haberme brindado este camino y que he tenido el coraje de enfrentarlo. Tengo 56 años de edad, estoy divorciada, tengo dos hijos y hoy soy una persona mucho mejor debido a mi experiencia como voluntaria en Volunteers Peru

Leticia

Brazil (2018)

Mis días en Arequipa estuvieron llenos de alegría y de mucho calor! Me sentí muy bien acogida, gracias a Megan, Sarah y Marita, que estaban siempre dispuestas a ayudarme, y son muy buena compañía. Las chicas de la casa hogar son muy activas, alegres y cariñosas.  Ellas tienen tanto que enseñarnos, como nosotras a ellas. Una experiencia gratificante y enriquecedora. Muy recomendable. 

Caitlin

USA (2018)

Me encantó aprender sobre las chicas, sus intereses, sus canciones favoritas, y aprender sobre el Perú a través de ellas. Me encantaba compartir mi cultura con ellas y entender mi propio país de forma diferente por las preguntas que me hacían... ¡Me encantó este trabajo!

Diego

Canada (2017)

Mi parte favorita fue enseñar a los niños en las clases de primaria. Tuve que planificar mis propias clases de inglés, lo que me sirvió mucho como docente.

En Tomepampa, fui bien recibido por todos. La familia de Dominga (la persona encargada del Hostal Primavera) me hizo sentir bienvenido y su comida era excelente. La directora del colegio, Dina, se aseguró de que todo el mundo me conociera en la escuela. Los profesores fueron amables conmigo y nunca me obligaron a hacer nada de lo que no me sintiera cómodo.

Karlee

USA (2017)

Si está dudando participar o no en este programa, le aconsejo que deje de dudar y lo haga!

Me ofrecí de voluntaria con este grupo por dos semanas en septiembre de 2017. Todo el personal es increíblemente comprensivo y afectuoso. Arequipa es una ciudad hermosa. Las chicas con las que trabajas son amables y cariñosas. Pude conocer y hacer amistad  con personas de todo el mundo. !No podría haber imaginado una mejor experiencia!

Anna

France (2017)

Disfruté del ambiente amistoso de Volunteers Perú. Realmente aprecio cómo cada voluntario puede ser él mismo y es aceptado tal como es. Nadie está obligado a hacer algo que no tenga ganas de hacer. Y, por supuesto, aprecié la relación con las chicas de Casa Hogar, son tan generosas y afectuosas, es un verdadero intercambio cultural. ¡Sí, das todo tu tiempo pero recibes tanto a cambio!

Pilar

Uruguay [2017]

Mi experiencia con el trabajo con la organización fue hermosa. En todo momento me sentí acompañada y apoyada por las trabajadoras del proyecto. Me sentí muy bien. Mi reflexión durante todo el proceso fue "es más lo que recibimos que lo que damos" y me sentí muy a gusto. Es totalmente recomendable esta experiencia. Lo volvería a hacer si pudiera. Las niñas tienen una hermosa energía a pesar de su realidad y dan muchísimo amor.

Katrin

Alemania [2017]

Me ofrecí como voluntaria en la Casa Hogar durante dos meses y me encantó cada segundo que pasé con las niñas. Ser capaz de pasar tiempo con las chicas y conocerlas fue una experiencia increíblemente gratificante. Desde jugar con ellas, ayudarles con la tarea, y ver el amor y cariño que las niñas tienen entre sí y hacia los voluntarios, hizo esta estancia excepcional y sin duda puedo decir que todas mis expectativas han sido superadas.

Jeff

Estados Unidos [2017]

Me sentí parte de la comunidad y trabajar con las chicas fue increíble!

Miryam

España/Estados Unidos [2017 y 2018]

No tengo palabras para describir la experiencia increíble que tuve con Volunteers Perú en Arequipa! Desde el primer día que llegué a la oficina de Volunteers Perú me sentí como en casa.

 

No sabía qué esperar de las chicas de la Casa Hogar. Sólo sabía que provenían de situaciones de maltrato y pobreza extrema. Me preparé para la posibilidad de encontrar a niñas con problemas para relacionarse, con desconfianza, etc. ¡No podía haber estado más equivocada! Desde el primer momento que llegué a Torre Fuerte estuve rodeada de chicas sonrientes que me abrazaban, me cogían de la mano, me pedían jugar con ellas, ayudarles con la  tarea, con tanto amor para dar y tanta alegría para compartir! Fue increíble. Se me saltan las lágrimas incluso ahora, al recordar cuánto más recibí de ellas de lo que yo pude dar.

Andrew

Inglaterra [2017]

Me encantó estar en el colegio Honofre Benavides de Tomepampa. Fue una gran experiencia de inmersión cultural y me sentí realmente parte de la comunidad. Disfruté de todo lo que hice: desde vivir con una familia a dar clases en la escuela primaria. También, me encantó estar desconectado  en términos de internet / wifi (aunque sé que podría haber conseguido señal allí). ¡Como hablo español me alegré de que me permitieran enseñar todas las clases de inglés en la escuela primaria e incluso dar otras clases!

Mattias

Suecia [2016]

Me recibieron y acogieron muy bien desde el primer momento y sentí que podía contribuir a la educación de los niños. 

Lelia

Estados Unidos [2016]

Realmente disfruté todo el trabajo que realicé como voluntaria, y sentí que estaba haciendo algo importante para la organización. Sentí que mi trabajo tenía sentido y que estaba siendo útil a la comunidad en la que vivía. En definitiva, mi relación con las niñas fue muy gratificante y satisfactoria y espero que esa relación fuera igual de valiosa para ellas también.

Marissa

Estados Unidos [2015]

Mi tiempo en voluntarios Perú me mostró cómo sería tener la experiencia práctica para apoyar a las personas, especialmente a los niños que quería empoderar para cumplir con su potencial y tener mejores vidas. Aprendí tanto en mi practica profesional para la organización. Lo pasé de maravilla, incluso volví unos meses más tarde a visitar los proyectos y asistir a la celebración anual de la ciudad en Tomepampa! Todavía me acuerdo de los niños con los que trabajé, de jugar con las chicas de torre fuerte con sus deberes para dirigir clases de inglés después de la escuela con los estudiantes del Colegio Honofre Benavides. Todavía utilizo mi tiempo con voluntarios del Perú como referencia en mis experiencias profesionales. Ha sido más de cuatros desde que estuve en Perú, nunca olvidaré los dos meses que pasé en ambos proyectos!

Please reload

ABOUT US

Volunteers Peru is a small NGO based in Arequipa, Peru. We work in collaboration with several projects where volunteers can make a positive contribution to the community by assisting the children at each project to fulfill their personal and educational goals, and by promoting mutual cultural awareness.

Government Registration Number: 11258832

ADDRESS

Cruz Verde 300B

Cercado

Arequipa, Peru

51-54-212982

volunteersperu@gmail.com

SUBSCRIBE TO OUR NEWSLETTER
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 Volunteers Peru. All Rights Reserved.