Una Visita de Vania

July 5, 2018

El blog de este mes fue escrito por Vania, una voluntaria que pasó tiempo con nosotros en la Casa Hogar Torre Fuerte en febrero. Aquí hay algunos de sus pensamientos, experiencias e imágenes de su tiempo en Arequipa:

 

La Plaza de Yanahuara 

 

 

Sao Paulo a Arequipa

 

Tomé dos vuelos para llegar desde Sao Paulo a Arequipa.

 

Tomé un vuelo de Sao Paulo a Lima donde pasé 2 horas, y otro vuelo de Lima a Arequipa. En total, pasé 7 horas volando, y ambos viajes fue muy bien sin muchos problemas. Cuando llegué en Arequipa, Sr. Eduardo me estaba esperando, sosteniendo un papel con mi nombre lo cual pensé que era lindo. Él me recogió y me llevo a mi hostal.

 

Arequipa es la segunda ciudad más grande en Perú y Sr. Eduardo me mostró algunas cosas en la ciudad en camino a mi hostal – como iglesias, mercados, y plazas. Estaba fascinado porque Arequipa es tres veces más grande que mi ciudad en Brasil y hay muchas diferencias entre Brasil y Arequipa – como traficó rápido, el número de coches, las calles estrechas, y el gran número de personas que pasan tiempo en las plazas, disfrutando el día afuera. Desde mi punto de vida, Arequipa es muy diferente de Brasil.

 

Después de que dejé mis cosas en mi hostal, decidí caminar y ver la ciudad por mi cuenta. Una cosa que me gusta aquí es que la gente es muy amigable. Nos hablaron, intentaron entender cuándo no sabíamos cómo decir algo y siempre nos sonrieron. Me sentí como en casa aunque a veces tenía que señalar cosas para que pudieran entenderme. Pero eso es normal y afortunadamente tengo dos semanas más para mejorar mi español ...

 

Caminando por el mercado San Camillo

 

 

Mi primer día a Casa Hogar Torre Fuerte

 

Cuando decidí tener esta experiencia, tuve una idea de cómo sería, pero mi primer día visitando a las chicas en Casa Hogar Torre Fuerte fue mucho más de lo que pensé que sería. Para empezar, incluso el viaje en autobús fue muy diferente a los autobuses brasileños.

 

Cuando llegué a la Casa Hogar y conocí a las chicas, vinieron a abrazarme, a hablar conmigo, a preguntarme cosas, a pedirme que jugara con ellas. Eran tan amorosos, es difícil describir cómo se sintió en los primeros minutos. Hubo un pequeño que comenzó a jugar con una botella y sonrió ante el ruido que hacía. Su sonrisa era tan hermosa que seguí jugando con ella durante mucho tiempo.

 

Después, fui a empujar a las chicas al columpio, lo cual es una actividad sencilla, pero para ellas fue muy divertido: comencé a reírme con ellas. El tiempo pasó tan rápido que, cuando tuvimos que salir de la casa, me pareció que solo había pasado unos minutos allí. Al final de mi primer día, sabía que había tomado la decisión correcta de venir a Perú para conocer a estas chicas.

 

Encontrar nuevos amigos en el parque

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Memories Catherine

September 3, 2019

1/3
Please reload

Recent Posts

March 6, 2020

September 3, 2019

September 2, 2019

January 24, 2019

June 22, 2018